Persecución de cristianos en Nigeria

3 minutos

Por Carroll Rios de Rodríguez

Las opiniones expresadas en este espacio no necesariamente reflejan la postura del Instituto Fe y Libertad y son responsabilidad expresa del autor.


Los medios de comunicación internacionales casi no comentaron la última matanza de cristianos en Owo, Nigeria. Owo queda a 200 millas de la capital Abuja, en el estado de Ondo; fue la capital de Yoruba entre 1400 y 1600. La mitad de los Yoruba son musulmanes y el resto son católicos, y conviven en paz, reporta la agencia noticiosa Reuters. Sin embargo, el pasado domingo 5 de junio, mientras los feligreses de la Iglesia de San Francisco participaban en la solemne misa de Pentecostés, hombres armados con dinamita y AK-47s irrumpieron en la iglesia para matar a los allí reunidos. 

Tanto las personas adentro como afuera del recinto fueron atacadas. Explica el Reverendo Andrew Abayomi, uno de los sacerdotes que participó en la misa, que ya estaban terminando la celebración y que algunas personas se habían empezado a retirar. La policía afirma que unos asaltantes se disfrazaron de feligreses y otros se escondieron en los alrededores de la iglesia.

La iglesia es una de las más grandes en Ondo y puede albergar a 1,200 personas; estaba repleta para celebrar la venida del Espíritu Santo, o sea que seguramente el número de víctimas es elevado. Las autoridades de la Diócesis de Ondo explicaron que 38 muertos fueron a dar al hospital católico, pero que el número total de damnificados es mayor, porque algunos familiares se llevaron a sus parientes gravemente heridos o fallecidos. Trece niños ingresaron al hospital de emergencia,y dos de ellos ya habían muerto antes de ser admitidos, explicó el Dr. Ahmed Lasu. Los líderes religiosos están considerando cavar una fosa común porque algunos de los cadáveres no han sido identificados ni reclamados. 

El grupo Open Doors dice que 2,200 de los 4,761 cristianos asesinados en el 2020, en todo el mundo, eran nigerianos. De los 5,898 cristianos asesinados en 2021, casi el 80 % proveníade Nigeria. El islamismo radical es la principal causa de estas alarmantes estadísticas. En este país opera la Provincia del Estado Islámico en África Occidental (Islamic State West Africa Province (ISWAP). El gobierno los acusa de la más reciente masacre, aunque ellos no se lo han atribuido públicamente. El ministro de Interior, Rauf Arebesola, dijo en conferencia de prensa que este grupo no tiene nada que ver con «la religión islámica». Otros acusan a musulmanes norteños pertenecientes a la etnia Hausa-Fulani. Los Fulani han estado involucrados en disputas con otros grupos étnicos por ganado.

La organización International Christian Concern estima que el número de cristianos que han sido fatalmente atacados en Nigeria en los últimos 18 años oscila entre 50 y 70 mil. Muchos de los ataques han sido atribuidos a terroristas del grupo Boko Haram y de otras bandas armadas.

El emérito papa Benedicto XVI afirmó, en el 2010, que ningún grupo religioso es tan perseguido en nuestros días como el cristianismo. Diez años más tarde, Open Doors confirma la estadística: 360 millones de cristianos vivían, en 2020, en países donde podían ser perseguidos, y alrededor de 5,600 fueron asesinados. Además, 5,000 iglesias o instalaciones religiosas fueron destruidas, más de 6,000 cristianos fueron detenidos o encarcelados y otros 4,000 fueron secuestrados, relata Doug Bandow en un artículo publicado por Cato.

El papa Francisco mandó un mensaje al Obispo de Ondo, Monseñor Jude Ayodeji Arogundade. Dice estar espiritualmente cerca de los dañados por «este indecible acto de violencia», y pide a Dios que cure y consuele a los heridos y los sobrevivientes, al tiempo que acoja con misericordia las almas de los muertos.


Foto: Premier Christianity