Los 3 favoritos

8 minutos

Por Ilse Castro 

¡Llegamos al episodio 100! Cien episodios de economía, política, teología, filosofía y mucho aprendizaje. Para conmemorar, no solo los primeros 99 episodios del pódcast, sino también ese espacio dedicado a conversar y analizar posturas, el equipo detrás del programa seleccionó sus 3 episodios favoritos.

Jacqueline Bendfeldt fue la primera host del programa, su episodio favorito es el número 57,  Crisis financiera, populismo y el camino a la prosperidad en América Latina con Carroll Ríos de Rodríguez, presidente y fundadora del Instituto Fe y Libertad. Este episodio gira en torno al libro publicado por Carroll, el cual busca describir cómo son las crisis y la manera en la que estas entorpecen el crecimiento y la riqueza.

«Si la globalización es una oportunidad, entonces también puede serlo la crisis financiera. Puede ser el catalizador para la reforma institucional. Somos arquitectos, no víctimas del futuro».

Carroll Rios de Rodríguez, Crisis financiera, populismo y el camino a la prosperidad en América Latina

A lo largo de la conversación se menciona que las personas son capaces de salir de la pobreza, pues, como lo expresaba Manuel Ayau, la pobreza es un estado natural del hombre.

Carroll menciona que es la creación de la riqueza lo que tenemos que entender, y llama mi atención la manera en la que luego aborda el hecho que el mundo hoy en día es mucho más rico que en los siglos anteriores, pues aunque no seamos completamente conscientes de ello, contamos con el conocimiento sobre cómo crear riqueza.

Más adelante en el episodio, se analiza la manera en la que el concepto de desigualdad se relaciona con la pobreza y, aunque sea un paradigma difícil de desmentir, Carroll insiste en que la solución no es la redistribución de la riqueza porque es una solución forzosa y a la larga anticristiana.

Considero que el episodio se podría resumir en la siguiente frase «Los pobres no son víctimas impotentes sino una fuerza creativa con espíritu de emprendimiento». 

Por otro lado, Juan José Rodríguez, encargado de la producción y postproducción del pódcast, mencionó que su episodio favorito es el 92: Matrimonio: el hogar de la paternidad el cual, al ser un especial del día del padre, busca transmitir la importancia de la figura paterna y los retos que trae consigo

El episodio gira en torno a la conversación de dos parejas: Caro y Nicolás, quienes llevan 15 años de casados; y Flor y Francisco, quienes llevan 45. Francisco inicia la conversación mencionando que la paternidad sin la maternidad está incompleta, no existe, pues uno se completa en el matrimonio.

Ambas parejas responden a la pregunta ¿por qué casarse?, y llegan a la conclusión de que no hay nada mejor que ser feliz, y la felicidad está en compartir. 

Más adelante se menciona la importancia de la fe para la formación de los hijos, ya que tener una identidad cristiana transmitida en la familia y contar con una imagen de lo que es la paternidad, permite comprender qué es ser un hijo de Dios.

Por otro lado, Nico menciona que el matrimonio es también un lugar para preguntas, lo que llama mi atención, ya que a pesar de no contar con la experiencia de lo que es un matrimonio, considero que nadie nace preparado tanto para el matrimonio como para la formación de una familia. «Muchas veces uno de los retos es prepararse para educar a los hijos y hacer que funcione».

Por último considero que es fundamental recalcar que tanto la paternidad como la maternidad son de vital importancia para poder llevar una buena vida en familia pues a pesar de no ser los protagonistas en esta vida, es necesario comprender que los padres son colaboradores de Dios, quienes deben de transmitir a los hijos la diferencia entre el bien y el mal, «La figura de san José es un ejemplo de cómo obedecer a Dios y poder llevar una buena paternidad».

El tercer pódcast favorito, elegido por Mariana Grazioso, Coordinadora de Comunicación es el 70: La búsqueda del hombre perfecto: el transhumanismo. El episodio gira en torno a la manera en la que podemos modificar al hombre. Carmen Camey, miembro del Instituto Fe y Libertad y editora asociada del próximo número de la revista, comenta sobre el tema y menciona que el transhumanismo, o la “humanidad plus”, es una aspiración de mejora de la condición humana.

El transhumanismo hoy en día va más allá de lo planteado por el autor Aldous Huxley en Un mundo feliz, pues la modificación genética antes de nacer, entre otras cosas, es más que posible. Carmen menciona que a pesar de abrir la puerta a aplicaciones perfeccionistas, como lo es elegir el sexo de un bebé, también abre las puertas a la edición genómica, la cual brinda la posibilidad de la curación de enfermedades causadas por defectos genético, la pregunta es: ¿hasta dónde podemos llegar?

El transhumanismo no se refiere únicamente a la transformación a través de la genética sino a través de cualquier tipo de mejora de la condición humana. El proyecto Cyborg es utilizado como ejemplo no genético del transhumanismo y he de decir que llamó mi atención la manera en la que Carmen explica cómo la robótica se aplica para fusionar el cuerpo humano con lo tecnológico, de manera que se puede crear una “computadora humana”. Aunque suene increíble, estamos más cerca de esos cambios de lo que creemos, por ejemplo, con Alexa, la asistente virtual de Amazon. 

El tema ha despertado un debate moral e incluso se ha prestado para discutir si estas “mejoras” del humano podrían generar nuevas discapacidades, convirtiendo a quienes no tengan acceso a esa tecnología o a ese estilo de vida en un discapacitado o un “rezagado social”. Para concluir, se menciona que de alguna forma el transhumanismo no es algo completamente nuevo e incluso puede que tenga un componente religioso ya que hay una promesa de salvación, en la que no existe el dolor, las enfermedades o incluso la muerte. 

Luego de haber descrito y comentado acerca de los tres favoritos, me gustaría compartirles el mío. El episodio 78, Libertad y censura en las redes sociales, desarrolla la manera en la cual todo ser humano, unos más conscientemente que otros, anhela vivir y ejercer la libertad. A lo largo del pódcast, María Renée Estrada, invitada experta, menciona cómo las redes sociales tienen el poder de censurar el contenido dentro de sus espacios, lo que ha ocasionado polémica.

Al igual que Mariana, me pregunto cómo Facebook, Instagram y, en este caso, Twitter o cualquier otra plataforma decide qué tipo de contenido es o no apto dentro de su espacio y por qué. ¿Quién establece las normas?

Las reglas, en teoría, han sido aceptadas por cada uno de los usuarios dentro de las redes sociales y, en su mayoría, son creadas por los dueños con el fin de proteger a la comunidad. Sin embargo es muy baja la cantidad de personas que realmente leen las normas y las condiciones de privacidad antes de aceptar utilizar las plataformas.

Considero que es impresionante pensar que, como lo mencionan Mariana y María Renée, existe la posibilidad de que hoy en día necesitemos otra ley o alguna otra norma que proteja la libertad de expresión, incluso dentro de entidades privadas como lo son las redes sociales. 

Me gustaría concluir esta entrada de blog invitándolos a compartir su pódcast favorito. Después de más de dos años de trabajo, entrevistas y aprendizajes, el Instituto Fe y Libertad celebra el lanzamiento del episodio 100 de su pódcast, y estoy segura de que habrán muchos más por venir.