Por qué todos deberíamos ser filósofos

5 minutos

Originalmente publicado en el blog Navegante de Juan Antonio Solares

Traducido al español por Jessica Paduán para el Instituto Fe y Libertad

Las opiniones expresadas en este espacio no necesariamente reflejan la postura del Instituto Fe y Libertad y son responsabilidad expresa del autor.


«A partir de un estudio cuidadoso de la historia del pensamiento en nuestro tiempo, es posible ver que la libertad de pensamiento se destruyó a sí misma cuando el pensamiento persiguió hasta sus conclusiones finales una concepción contradictoria de su propia libertad».

Polanyi, Michael; Prosch, Harry. Meaning (p. 5). Prensa de la Universidad de Chicago. Versión Kindle.

En su libro Meaning (Significado), Michael Polanyi da un maravilloso tour de force de la historia de la filosofía. En pocas páginas, ofrece una descripción precisa y concisa de las fuerzas intelectuales que han dado forma a la historia de la civilización occidental durante dos milenios y medio. Después de leer ese trabajo, no pude evitar preguntarme por el enorme impacto de las ideas en la forma en que vivimos. De hecho, los acontecimientos recientes que ocurrieron en el Capitolio de los Estados Unidos y los disturbios políticos que comenzaron en mayo en todo Estados Unidos han demostrado la relevancia de estas ideas hasta el día de hoy. Debido a que la filosofía está relegada a rincones oscuros de la academia y los libros viejos polvorientos en bibliotecas abandonadas, la persona promedio bien educada ha tenido, en el mejor de los casos, un contacto superficial con ella y, en el peor de los casos, es esclava de ideas que no comprende o reconoce que existe.

Me ha costado encontrarme en Internet con historias de filosofía escritas para gente joven y bien educada. Existen, por supuesto, historias fabulosas y profundas para aquellos que deseen profundizar en el tema. Para nombrar dos de mis favoritos: La Historia de la Filosofía Occidental de Bertrand Russell y Una Historia de la Filosofía de Frederick Copleston. Sin embargo, quiero explicar un mapa de la historia de la filosofía en lugar de embarcarme en un proyecto para narrar la historia yo mismo. Esto último no solo sería un esfuerzo gigantesco para el que estoy mal preparado y capacitado, sino que creo que el valor que puedo brindar humildemente es dar un bosquejo de los conceptos principales y dónde se puede encontrar información sobre ellos. Espero resumir y exponer la idea, por así decirlo. En lugar de retroceder en la historia y ahondar en las grietas de las islas griegas o recorrer los pasillos de los encantadores claustros donde los monjes laboraban, o dar un tranquilo paseo por el pueblo donde el gigante prusiano escribió sus famosas críticas, cruzando el Canal donde el venerable Locke expuesto sobre la piedad y la libertad religiosa, me limitaré a decirle, querido lector, lo que pensaron estos pensadores y por qué estas ideas son importantes.

Si está buscando un esquema así, le doy la bienvenida a Navegante y espero que disfrute este viaje conmigo.

Y así, habiendo establecido mi objetivo para estas próximas publicaciones, daré aquí un esquema general de lo que espero publicar en las próximas semanas, si el tiempo lo permite.

Los principales conceptos de filosofía generalmente se agrupan en estas categorías:

  • Metafísica: el intento de comprender la realidad subyacente del ser. Aristóteles dijo: «Hay una ciencia que investiga el ser como ser y los atributos que le pertenecen en virtud de su propia naturaleza».
  • Epistemología: el intento de comprender las causas del conocimiento, su posibilidad y sus efectos sobre la mente humana.
  • Ética: el estudio de la acción humana y sus implicaciones. A partir de las conclusiones de la metafísica, los filósofos crean teorías sobre cómo las personas deben vivir sus vidas.
  • Política: estudio de cómo se forman las sociedades y las leyes que las deben regir, dadas las definiciones planteadas en la metafísica y la ética.

Para poner todo esto en términos más simples, la filosofía intenta comprender qué son el mundo y el universo (metafísica), si es posible incluso comprender estas cosas y cuáles son las cosas que estamos «programados» para saber (epistemología), cómo debemos vivir nuestras vidas dados los descubrimientos o postulados de los dos primeros (ética), y cómo todo esto encaja en cómo funcionan los gobiernos y cómo las personas deben convivir entre sí (política).

Propongo, por tanto, profundizar un poco más en cada una de estas cuatro divisiones principales de la filosofía y explicar las ideas generales que han planteado los filósofos. Mi objetivo es hacerlo consciente de su existencia y brindarle recursos para ayudarlo a comprenderlos mejor. Puede que yo no sea el mejor maestro, pero espero que me perdone y aún así logre terminar lo que escribo. Le agradecería sus comentarios, si pudiera dedicar el tiempo para hacérmelos llegar. Les suplicaré paciencia con cualquier error que puedan contener estas páginas, tanto en contenido como en forma. También prometo tratar de hacer que estas publicaciones sean atractivas y fáciles de leer, para producir contenido que se pueda leer en cinco minutos. Le doy las gracias y espero verlo por aquí.