Elecciones en Estados Unidos: ¡qué confusión!

15 preguntas sobre las elecciones en Estados Unidos

Por Carroll Rios de Rodríguez

¿Te confunde el proceso electoral de Estados Unidos? ¿No te atreves a preguntar? A continuación, algunas respuestas a preguntas que tal vez no nos hemos atrevido a hacer en voz alta, pero que nos ayudan a dimensionar los sucesos actuales en torno a la decisión colectiva que tomaron los votantes americanos el pasado 3 de noviembre.

  1. ¿Es cierto que quien gana el voto popular es electo presidente? En Estados Unidos, el nuevo presidente se decide por una elección indirecta. Los votantes registrados votan por su preferencia entre las opciones de candidatos para presidente y vicepresidente, pero al hacerlo eligen la composición del Colegio Electoral. Cada estado designa a un número de electores, dependiendo de su población, igual al total de sus representantes ante la Casa de Representantes y el Senado. Por ejemplo, California tiene 53 diputados y 2 senadores, entonces nombra 55 electores. El Colegio Electoral se integra con 538 electores en total.   
  2. ¿Por qué dicen que el ganador necesita 270 votos en el Colegio Electoral?  Un candidato a la presidencia tiene que obtener 270 de los 538 votos totales en el Colegio Electoral para acceder a la presidencia. En otras palabras, los candidatos estratégicamente enfocan la competencia en cada estado, y destinan más recursos y tiempo de campaña a aquellos que estiman que pueden y deben ganar para acumular el número requerido de electores. Por ejemplo, en el 2016 Trump obtuvo 304 votos electorales y Hillary Clinton 227, pero Clinton sacó en total 2.8 millones de votos más que Trump.  Si Trump y Clinton hubieran sido candidatos en un país latinoamericano con elecciones decididas simplemente por la sumatoria de todos los votos, Clinton hubiese sido presidente entre 2016 y 2020.   
  3. ¿Por qué no finalizó el conteo de votos simultáneamente? Cada estado organiza su propio proceso electoral y las reglas varían de un lugar a otro. Este año, hubo una gran disparidad en el tiempo que tomó contar los votos porque mucha más gente votó por correo, y porque algunos estados no empezaron a contar hasta después del cierre de las urnas, en tanto otros estados empezaron el conteo desde antes. 
  4. ¿Cuánto más tiempo puede tardar el conteo de votos? La elección del 2000 es la más larga de la historia de Estados Unidos: tomó 35 días completos establecer que George Bush había derrotado a Al Gore. En esa ocasión, fue Al Gore del partido Demócrata quien solicitó un conteo a mano.
  5. ¿Es cierto que más estadounidenses votaron en 2020 que en cualquier otra elección? Según los últimos números de Statista.com, votó un 66.4% de la población en edad de votar, en comparación con 59.2% en el 2016. Para determinar si el número de votantes es un récord histórico habrá que afinar los datos y contrastarlos con los datos de elecciones en el pasado.
  6. ¿Cómo se produce el fraude electoral en Estados Unidos? Los latinoamericanos somos dados a asumir que en nuestros procesos electorales se intentará y logrará hacer trampa, en tanto que en una potencia mundial como Estados Unidos el sistema electoral es a prueba de fraude. No es así. También en Estados Unidos el fraude electoral se puede producir antes y durante el proceso de votación, y también cuando se suman los votos. En tiempos modernos, y al implementar diferentes métodos para ejercer el derecho al voto, existen diversas formas de falsear los resultados. En el sitio de la Casa Blanca, aparece un listado de los posibles tipos de fraude: 1) hacerse pasar por otra persona, por alguien que se mudó a otro estado, por un prisionero o por un votante fallecido; 2) registrar nombres falsos o direcciones falsas en una jurisdicción; 3) registrarse en más de una localidad para emitir más de un voto; 4) llenar papeletas para el voto a la distancia y hacerlos ver como votos reales; 5) comprar votos; 6) forzar o intimidar a los votantes que se apersonan a los puestos de votación; 7) alterar el conteo para favorecer a un candidato; 8) falsificar la firma de oficiales encargados de los puestos de votación.  
  7. ¿Cómo pueden hacer fraude en contra del presidente Trump, siendo él la máxima autoridad en Estados Unidos? En esta contienda, el partido republicano es el que más ha puesto en duda la transparencia de los procesos electorales en cada estado. Incluso desde antes de celebrarse las elecciones, el presidente Trump manifestó preocupación por la posibilidad de que los votos canalizados por vía del sistema de correo nacional no se registraran fehacientemente, aunque algunos observadores electorales señalan que es difícil y costoso para las personas cometer fraude usando papeletas enviadas por correo. Señalan que es bajo el incentivo para que un individuo mienta sobre su identidad o falsifique una firma, y es elevado el costo de ser detectado cometiendo un acto ilegal.  En muchos estados, los gobernadores y las autoridades encargadas de supervisar y administrar los procesos electorales tienen simpatías claras por el partido Demócrata. Por ejemplo, la secretaria del estado de Arizona, Katie Hobbs, es la encargada de certificar los votos de su estado. Ella manifestó públicamente, en 2017, que «@realDonaldTrump ha dejado en claro que está más interesado en agradar a su base Neo-nazi que en ser @POTUS para todos los americanos». Esa parcialidad puede o no inducir a la oficial a abusar de su poder para inclinar la balanza a favor de su preferencia electoral. 
  8. ¿Qué es Dominion Voting Systems?  Dominion Voting Systems es una empresa que provee tecnología electoral. En esta elección se utilizaron sus programas en 28 estados. El presidente Trump tuiteó que: «Dominion borró 2.7 millones de votos por Trump a nivel nacional…». La empresa publicó en su página que no existe evidencia alguna de que los sistemas de datos de Dominion hayan borrado votos ni reasignados votos por Trump al contrincante Biden. Los observadores internacionales, asevera la página de la empresa, no detectaron irregularidades. Según la empresa, se produjo un problema de tabulación de datos en la elección de Antrim County, Michigan, pero por resultado de error humano y no del sistema propiamente. Es necesario aún investigar afirmaciones de que Dominion es propiedad de George Soros, tiene vínculos con prominentes figuras demócratas, o con intereses venezolanos.
  9. ¿Qué es el Voter Fraud Database? La Fundación Heritage, un prestigioso centro de investigación republicano estableció hace ya varios años un programa para monitorear el fraude electoral. Heritage considera que es un derecho cívico básico el tener acceso a elecciones libres y justas. El propósito del proyecto es documentar casos demostrados de fraude electoral; antes de la elección general habían registrado 1,298 casos en 47 estados. Esta base de datos goza de credibilidad y es citada por diversos medios de comunicación, pero aún no han reportado sobre casos comprobados de fraude, grandes o pequeños, cometidos durante este proceso electoral, quizás por el hecho de que las anomalías aún están siendo investigadas.
  10. ¿Por qué los medios de comunicación ya dieron por finalizada la contienda? Los medios de comunicación estiman que Joe Biden obtuvo una ventaja sobre el presidente Trump tal que le garantiza por lo menos 279 votos electorales, es decir, lo suficiente para ganar. Los medios además consideran que el recuento de votos en algunos estados, así como cualquier medida judicial que emprendan los abogados para retar los resultados cosechados en un estado, no alterará significativamente este resultado. Los medios de comunicación no tienen autoridad para decidir el resultado final de una elección; se anticipan a lo que consideran será el veredicto.
  11. ¿Es posible que el recuento de votos cambie el resultado? A estas alturas es poco probable que se anuncie a Donald Trump como ganador, salvo que sea cierto que se contaron erróneamente millones de votos.  En el estado de Georgia, por ejemplo, los oficiales electorales anunciaron que se realizará una auditoría del total de los votos, a mano; aquí, Biden le saca una ventaja de tan solo 14,000 votos a Trump. Al jueves 5 de noviembre, Biden iba únicamente 1% delante de Trump en el conteo de votos en Nevada, quedando por contar un cuarto de los votos. En general ha sido una competencia muy reñida que apuntaba a un empate.
  12. ¿Qué es la «Marea Azul»?  Los encuestadores y los partidarios de Joe Biden vaticinaban una victoria masiva en todo el país. El color del partido, azul, supuestamente teñiría prácticamente todos los estados. Sus predicciones no se hicieron realidad. La disparidad entre la predicción y la realidad puede deberse a varios factores: 1) los encuestadores y los medios son parciales a los Demócratas y anunciaron el resultado por ellos deseado, 2) las encuestas se realizan principalmente en sitios que votan a favor del partido Demócrata en tanto Trump es el favorito en áreas rurales poco encuestadas, 3) los partidarios de Trump son tímidos y no revelan su intención de voto real, u otras. Al no materializarse la Marea Azul, los encuestadores y los medios de comunicación deben dar explicaciones para recuperar credibilidad.
  13. ¿Trump está haciendo un berrinche injustificado? ¿Es un mal perdedor? Algunos medios de comunicación y políticos le están pidiendo a Trump que acepte caballerosamente su derrota. Piensan que él está deliberadamente difundiendo mentiras sobre el fraude electoral. Otros dicen que los republicanos tienen todo el derecho de exigir transparencia y de pedir la revisión de los datos no confiables. La única forma de comprobar si Trump miente o si hubo fraude de proporciones significativas es investigando los hechos denunciados con absoluta transparencia; de lo contrario, las dudas seguirán en el ambiente.  Requiere tiempo dilucidar disputas electorales, y el lenguaje jurídico es confuso para la población en general.
  14. Las acusaciones de fraude, ¿debilitan el sistema democrático de Estados Unidos?  Es lógico que los contrincantes eviten reconocer su derrota, sobre todo cuando una elección es muy reñida. Las ilegalidades, injusticias y trampas debilitan el sistema democrático más que las acusaciones en sí mismas. Una democracia es resistente y transparente en la medida en que los ciudadanos pueden denunciar situaciones anómalas. Por ello, la existencia de los mecanismos para verificar los procesos, incluyendo mecanismos jurídicos, son valiosos para un sistema participativo y democrático.  
  15. ¿Recibió Joe Biden un mandato fuerte? Es altamente probable que Joseph Biden sea juramentado como presidente de Estados Unidos en enero de 2021, pero su mandato es débil porque su ventaja en las urnas es escasa. El país está claramente dividido por cuestiones políticas. Será difícil para Biden apelar a la unidad después de unas virulentas protestas raciales, y el odio que subyace a muchos prejuicios sobre el partido opositor. Por otra parte, gobernar en un entorno fragmentado obligará al mandatario a negociar y armar consensos; la lentitud en la aprobación de nuevas disposiciones redundará en beneficio de los gobernados quienes dispondrán de tiempo para externar sus opiniones respecto de las propuestas emanadas desde la Casa Blanca.