Paradojas del coronavirus (II): discurso nacionalista y cierre de fronteras

Por Jesús María Alvarado Andrade | [email protected] 

Colombia triplica la cantidad de contagios de Venezuela, pese a estar éste último país sometido a sanciones económicas a funcionarios que detentan ilegalmente el poder y a tener ese país una fuerte migración italiana y española. El gobierno de Colombia al parecer no ha sabido enfrentar la crisis con rapidez1 y Venezuela en su estado de excepción permanente, si bien debilita el concepto de excepción se juega entre una cuarentena feroz y ejercicios militares2 la vida por lo que fue el primer país en adoptar medidas extremas en la región3.

De hecho, la emergencia sanitaria ha obligado a un acercamiento entre el régimen de Maduro y el de Duque4. Así todos los países se distancian del delirio del régimen de Nicaragua con su «Amor en tiempos de COVID-19»5.

La recurrencia militarista de Venezuela es patológica. A todas luces, no se percatan que el mundo está librando una guerra sin cuartel contra un enemigo invisible: el COVID-19. De hecho, mientras en el mundo civilizado los distintos voceros políticos ceden ante la ciencia, en Venezuela los militares son los encargados de enfrentar la situación, militares a su vez, que ni siquiera han participado en una guerra, a diferencia de lo que ocurre en el mundo6.  

Aunque el régimen que gobierna de facto Venezuela sea servil a China, en tanto le debe todo, es interesante observar el grado de incomprensión de la situación actual, en el entendido de que someterse a este país es ignorar la lección básica que ha de sacarse de todo esto, a saber: que es mejor un mundo diverso económica, geográfica, jurídica y políticamente y que todo gigante, incluso la China, no puede -ni debería- dominar por entero el mundo.

Como se mencionó en la entrega I, el mundo comienza una carrera alocada por cerrar fronteras. Pese a que muchos países se opusieron duramente a la política del presidente Donald Trump de no tener fronteras abiertas, acusando de poco sensible dicha política a la dramática situación de los pueblos centroamericanos, luce llamativo cómo muchos países de la región, especialmente los exportadores de seres humanos al norte de América, fueron los primeros en cerrar fronteras y dar preferencia a sus nacionales. Con ello, el discurso de los derechos humanos proclamados en la Constitución de varios de estos países no deja de ser irónico. 

La razón de esta medida puede ser comprensible. Muchos de los países latinoamericanos, estructuralmente pobres, se saben incapaces de poder enfrentar una situación como la que acontece en Asia y Europa. Por ello, han preferido tomar acciones drásticas como las de Guatemala, evitando así que el COVID-19 ataque de manera inclemente a un país cuyas cifras en pobreza, analfabetismo y desnutrición ya son de por sí alarmantes.

Curiosamente, como se ha referido en la otra entrega, más allá del discurso por la unión centroamericana7 lo que ha ocurrido con el virus, es que todos los países buscaron protegerse de manera individual y nacionalista, aunque clamen en el fondo por una solución global. En este sentido, más allá del nacionalismo y xenofobia que se ha venido agudizando con las medidas migratorias, es evidente que con un Estado tan inexistente8 como el de los países centroamericanos, corre grave riesgo la gente de menores recursos -y también los acomodados- puesto que los recursos médicos y hospitalarios son insuficientes para atender a miles de miles de personas contagiadas.

En efecto, con un precario sistema de salud reconocido de facto por las clases más pudientes que prefieren viajar a Estados Unidos hasta para verse un dolor de cabeza, es lógico que el presidente de Guatemala se decantara por unas medidas bastante drásticas, que a todas luces paralizarán la agónica economía del país, esperando que pase algo en el mundo que pueda revertir o parar el contagio. Lo mismo ha sucedido en Ecuador9 y Venezuela10 quedando países como Brasil11, Argentina12, México y otros como aventureros. 

Valga recordar que cuando el presidente Donald Trump se enfrentó a China en relación a las condiciones del comercio con ese país los ataques no se hicieron esperar. La gran mayoría de «progresistas» sostenía que el costo económico de esa guerra comercial sería nociva13. Sin embargo, frente al COVID-19 en el que hay claras repercusiones económicas, los argumentos económicos son silenciados. En gran medida y con razón, los argumentos economicistas no tienen el mismo peso en esta situación porque frente al miedo a la muerte prematura queda supeditada la economía, lo que no signifique que no importe la economía. 

Aun así luce extraño cómo hace algunos meses se sostenía que los Estados Unidos de América debía permitir la migración ilegal, la cual aunque socave la Nación norteamericana en cierto modo14, sostenían algunos era un costo que debía asumir ese país por ser rico. Como se mencionó en la primera entrega, el discurso tercermundista mencionado por Rangel en su seminal libro El tercermundismo, sigue teniendo fuerza, ello sumado a la moral del victimismo y del pobrismo. Curiosamente, en esta tragedia, los mismos países que criticaban expresamente o tras bastidores la política de Trump son los primeros que cerraron fronteras a los «otros». 

El sistema migratorio en Estados Unidos denunciado por el presidente Trump premia sin duda a algunos ricos legítimos pero también a los ilegales, sacrificando a las clases medias profesionales y con talento, cuya muestra es el sistema de lotería. Sin embargo, antes de la pandemia del COVID-19, las críticas urbi et orbi eran dirigidas a un supuesto «nacionalismo» trumpista que no era tal, pero que sí ha sido usado por todos los críticos, obviando en sus propios países el carácter de sociedad libre que sigue teniendo los Estados Unidos de América. Pese a este doble rasero moral que los países latinoamericanos e incluso europeos saben muy bien, empiezan a adoptarse medidas enérgicas que de alguna manera afectarán sus precarias economías. 

Los políticos-gobernantes de América latina de «izquierdas» o de «izquierdas» pues como dijo Rangel nadie en esta región pretende ser de «derechas», están tomando decisiones en las que carecen de toda la información necesaria para tomar la decisión más eficiente, lo que recuerda las sabias reflexiones de «The Use of Knowledge in Society» de Friedrich A. Hayek. Este fenómeno se comprende mejor con una lectura básica de las enseñanzas del Public Choice, disciplina que vino a desacralizar la romántica visión de la política15

Por tanto, vale recordar que muchas decisiones políticas por parte de los distintos gobiernos en el mundo, han visto en la crisis una excusa perfecta para incrementar su poder, lo que recuerda entre muchos libros a Crisis and leviathan de Robert Higgs16 o The State de Anthony de Jasay17. Sin embargo, una cosa es la expansión de poder y otra el hecho de que los políticos no asumen el costos de sus decisiones, dado que los costos económicos los pagan otros, lo cual no implica que no paguen un costo, a saber: reputacional, electoral, etc., cuestión que sigue teniendo peso al menos en las democracias de verdad.

La denuncia política y social en torno al aprovechamiento de esta calamidad por parte de los Estados o Gobiernos a lo ancho del mundo no debe llevar a negar la importancia de la excepcionalidad en todo esto. Las declaratorias de emergencia nacional18, estados de excepción19 pueden llegar a ser necesarias si en este caso luce mejor extremar medidas en lugar de banalizar el problema20. El gran problema del uso del conocimiento en sociedad aplica no sólo en el ámbito de la sociedad civil sino también en el ámbito de la política.

Los costos económicos serán considerables en países azotados por la pandemia21 y en ese sentido, las grandes potencias como Estados Unidos y Alemania prefieren tomar medidas extremas, esperando a que el tiempo decante las pasiones actuales en torno a estas medidas. 

Es muy posible que el costo que representan estas medidas extremas que inevitablemente afectarán la economía sean consideradas ex post facto como positivas luego de ponderar los costos y los beneficios no solo económicos, sino también de vidas humanas. En tal sentido, así como los gobiernos no tienen  la información precisa y necesaria y se deben a un entorno legal complejo que les exige actuaciones concretas en aras de proteger diversos derechos, tampoco los individuos tienen toda la información suficiente, de ahí que salgan las teorías conspiranoicas, los compradores masivos de papel higiénico22, de armas etc. 


Puedes encontrar la parte I de este análisis aquí.

Puedes encontrar la parte III de este análisis aquí.


Notas

  1. https://www.france24.com/es/20200318-duque-decreta-estado-emergencia-colombia
  2. https://www.telesurtv.net/news/venezuela-ejercicios-militares-escudo-bolivariano-ii-20200309-0005.html
  3. https://www.pagina12.com.ar/254491-venezuela-cuarentena-hora-cero El régimen de Maduro le va a sacar rédito político a esto, véase https://www.telesurtv.net/news/venezuela-casos-confirmados-coronavirus-ministerio-comunicacion-20200321-0017.html. De igual forma, https://actualidad.rt.com/actualidad/347488-venezuela-detecta-7-nuevos-casos-coronavirus. Es muy posible que el régimen también no diga del todo la verdad respecto a las cifras, cosa que se verá en las próximas semanas. Véase https://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article241409051.html
  4. https://elpais.com/internacional/2020-03-19/la-emergencia-sanitaria-acerca-colombia-y-venezuela.html
  5. https://www.univision.com/noticias/america-latina/amor-en-tiempos-del-covid-19-el-gobierno-de-nicaragua-responde-al-virus-con-una-marcha-politica
  6. https://actualidad.rt.com/actualidad/346336-eeuu-interrumpir-envio-militares-europa-coronavirus
  7. https://www.prensalibre.com/guatemala/comunitario/coronavirus-guatemala-responde-a-costa-rica-sobre-restricciones-para-ingreso-de-costarricenses-ultima-hora/
  8. https://lahora.gt/coronavirus-al-no-localizar-a-todos-los-pasajeros-del-vuelo-se-extreman-medidas/
  9. https://www.elcomercio.com/actualidad/moreno-medidas-coronavirus-covid19-excepcion.html
  10. https://www.abc.es/internacional/abci-maduro-ordena-cuarentena-total-venezuela-para-frenar-coronavirus-202003170246_noticia.html
  11. https://www.lavanguardia.com/internacional/20200317/474218617702/bolsonaro-ninguneando-coronavirus-brasil.html
  12. https://www.infobae.com/politica/2020/03/15/alberto-fernandez-anticipo-que-se-esta-evaluando-la-posibilidad-de-instalar-la-cuarentena-obligatoria-para-todos-los-ciudadanos/
  13. https://cnnespanol.cnn.com/2020/01/14/las-cifras-reales-de-lo-que-ha-costado-la-guerra-comercial-de-trump-con-china/
  14. https://foreignpolicy.com/2009/10/28/the-hispanic-challenge/
  15. Buchanan, James, The Logical Foundations of Constitutional Liberty, The Collected Works of James M. Buchanan, V. 14, Liberty Fund, Indianapolis, 1999.
  16. https://www.amazon.com/-/es/Robert-Higgs/dp/1598131117
  17. https://www.amazon.com/-/es/Anthony-Jasay/dp/0865971714/ref=sr_1_1?__mk_es_US=ÅMÅŽÕÑ&keywords=anthony+de+jasay&qid=1584588270&s=books&sr=1-1
  18. https://www.bbc.com/news/world-us-canada-51882381
  19. https://www.prensalibre.com/guatemala/politica/coronavirus-giammattei-declara-estado-de-calamidad-ultima-hora/
  20.  Una versión crítica puede verse en el artículo de Giorgio Agamben, especialmente, cuando se trata de gobiernos autoritarios http://www.ihu.unisinos.br/78-noticias/596584-o-estado-de-excecao-provocado-por-uma-emergencia-imotivada
  21. https://www.efe.com/efe/espana/economia/burger-king-cesa-actividad-en-espana-y-presentara-un-erte-de-14-000-personas/10003-4196938
  22. https://www.forbes.com/sites/alanohnsman/2020/03/16/the-national-toilet-paper-scare-why-our-supplies-are-safe/